rico-feliz

Una guía paso a paso para ser más rico, estar saludable y ser más feliz en 31 días. Parte III

Día 16: Si quieres aprender un nuevo idioma, comienza a practicarlo todas las noches durante 15 minutos antes de acostarte.

Las personas que practican su idioma por 15 minutos antes de acostarse tienen una ventaja importante ante otros usuarios de Duolingo, de acuerdo con el fundador y CEO de la aplicación de aprendizaje de idiomas Luis Von Ahn.

“Esas personas sabemos que van a quedarse por mucho tiempo”, dice Von Ahn. “Vemos que lo hacen durante una semana y decimos, ‘Esta persona va a estar aquí por un buen tiempo'”.

Mientras tanto, los usuarios que se atracan (pasan horas en el sitio, abarrotándose en clases de francés, alemán o chino) tienden a desaparecer rápidamente.

Día 17: Habla con tu pareja sobre qué tareas odias y cuáles no te importan para poder dejar de pelear por las tareas domésticas.

En un episodio de su podcast “Lo mejor de ambos mundos”, Vanderkam y su coautora, la doctora Sarah Hart-Unger, hablan sobre la “carga mental” de ser padres; es decir, toda la energía psicológica que se necesita para recordar inscribir a Davie a las clases de natación y llevar a Janie al dentista.

Su estrategia para aligerar la carga mental y dividir las responsabilidades de manera equitativa entre la pareja es doble:

1. Cada uno anota todas las responsabilidades familiares de las que se está ocupando.
2. Cada uno comparte cuáles de esas responsabilidades disfruta y cuáles no.

De esta forma, descubrirás la cantidad real de carga que estás soportando en los hombros y averiguarás qué tareas puedes “negociar” o subcontratar para que todos estén contentos.

Día 18: Configura un filtro de compras en tu Gmail para detener los gastos impulsivos.

Libby Kane de Business Insider descubrió que la mejor manera de resistir la tentación de gastar dinero en línea es simplemente configurar filtros en el correo electrónico.

Ahora todos sus correos electrónicos de compras se filtran inmediatamente en una carpeta de compras, no en su bandeja de entrada, hasta que se da cuenta de que necesita algo específico. Luego hace clic y ve si alguno de sus minoristas favoritos lo está vendiendo.

Día 19: Habla con algún compañero de viaje hacia/del trabajo.

Un estudio del 2014 publicado en el Journal of Experimental Psychology encontró que las personas son mucho más felices en sus viajes diarios cuando enganchan a otro pasajero en una conversación. Incluso se sienten más productivos.

Sin embargo, los resultados del estudio también sugieren que las personas no conversan con otros pasajeros porque creen que esos pasajeros no quieren hablar con ellos. Si puedes superar ese miedo, y darte cuenta de que puedes estar haciéndote a ti mismo y a él un favor; estarás mejor.

Día 20: Haz que la limpieza de tu hogar sea manejable con sprints de ’20/10′.

Esta estrategia, de Rachel Hoffman, ” Unf*ck Your Habitat “, es simple: limpiar por 20 minutos y luego toma un descanso de 10 minutos. Hoffman dice que puede ajustar los tiempos exactos, por lo que limpia durante 45 minutos y toma un descanso de 15 minutos, por ejemplo.

Es suficiente tiempo para poner a lavar ropa o reducir el nivel de asquerosidad en el baño.

La idea es evitar lo que Hoffman llama “maratón de limpieza”, es decir, dejar que tu casa se ponga más y más desordenada hasta que llegue al punto en el que apenas puedes respirar. Luego pasas unos días “limpiando como un maníaco hasta que sea habitable de nuevo”.

Día 21: Crea metas financieras con tu pareja.

Los expertos financieros le dijeron a Business Insider que uno de los las cosas más importantes que puedes hacer con tu dinero cuando te casas es crear objetivos conjuntos.

Eso significa estar en la misma página sobre sus prioridades.

¿Es importante enviar a tus hijos a una escuela privada?
¿Son unas vacaciones de una semana cada verano crucial para tu cordura?
¿Deseas saldar tus préstamos antes de hacer cualquier otra cosa?

Y así.

Día 22: Comienza a despertarte dos minutos antes, como un Marine retirado.

Durante su estadía en el campo de entrenamiento, el veterano de la Infantería de Marina Andrew Wittman tomó un hábito matutino que se le ha quedado desde entonces.

“Estaba en la litera superior, por lo que mi cara estaba a seis pulgadas de distancia de la doble luz fluorescente” le dijo Wittman a Business Insider. “Lo que hacían todas las mañanas era encender las luces y arrojar latas de basura de acero al centro de la habitación. El primer día, pensé: ‘Oh, Dios mío'”.

Para evitar ese shockeante despertar, Wittman se entrenó para despertarse siempre dos minutos antes. Por ejemplo, si tenía el despertador a las 5:30, se levantará de la cama a las 5:28.

Hoy, dijo Wittman, él se prepara para el éxito todas las mañanas al pasar sus dos minutos extra con afirmaciones diarias.

Día 23: Escribe tres cosas por las que estás agradecido.

En su discurso de graduación en UC Berkeley, Sheryl Sandberg de Facebook reveló una de las estrategias psicológicas que ha estado usando para lidiar con la muerte de su esposo: “Anotar tres momentos de alegría antes de acostarme cada noche”.

“Esta práctica simple ha cambiado mi vida”, dijo Sandberg. “Porque pase lo que pase cada día, me voy a dormir pensando en algo alegre”.

Martin Seligman, fundador del movimiento de psicología positiva, descubrió que, después de seis meses, los participantes del estudio que anotaron tres cosas positivas antes de acostarse cada noche se sintieron más felices y menos deprimidos.

Obtén los mejores consejos para lograr el éxito en tu e-mail