ser más feliz

Una guía paso a paso para ser más rico, estar saludable y ser más feliz en 31 días. Parte II

Día 8: Comienza tu día con una ‘hora de energía’.

Una “hora de energía” es cuando trabajas ininterrumpidamente en un proyecto de máxima prioridad. Laura Vanderkam, autora de varios libros sobre administración del tiempo y productividad, recomienda programar una cosa cada mañana.

Esto no es tan fácil como parece, especialmente cuando llegas a la oficina para encontrar tu bandeja de entrada desbordada y tu jefe se acerca para darte una nueva tarea.

Pero si al menos no planeas pasar los primeros 60 minutos de tu día en algo importante, puedes pasar fácilmente varias horas navegando en tu bandeja de entrada, atendiendo cosas que no son necesariamente importantes ni urgentes.

Una versión “pro nivel” de esta estrategia, dijo Vanderkam, es dedicar todo el lunes por la mañana a una tarea más grande que sea más especulativa y requiera un poco de reflexión profunda.

Día 9: Termínalo primero, hazlo perfecto más tarde.

Daniel McMahon de Business Insider dice que cuando está trabajando en una tarea importante que debe hacerse lo antes posible:

“Apago Internet y sigo trabajando sin parar hasta que el proyecto finalice, o al menos una parte importante del proyecto esté terminado. No aspiro a la perfección, sino simplemente hacer el proyecto. Más tarde, puedo volver atrás y hacer que el trabajo sea lo mejor posible. Esto me ha funcionado bien a mí”.

Día 10: Crea un café de networking con alguien a quien admires.

En una publicación en su sitio web, Te Enseñaré A Ser Rico, el CEO de GrowthLab, Ramit Sethi, dice que tu correo electrónico inicial es crucial para tener una reunión con una persona exitosa que admires.

Algunas cosas para tener en mente a la hora de escribir:

• Menciona cómo te topaste con su nombre.
• Explica qué es lo que quieres de ellos; sus consejos.
• Respeta sus tiempos y ofrécete a cumplir con sus horarios.

Día 11: Cambia tu escenario para mantenerte productivo si trabajas desde casa.

Tanza Loudenback de Business Insider sintió como su productividad estaba sufriendo cuando comenzó a trabajar desde su casa. Pero después de aproximadamente un mes de prueba y error, encontró una estrategia que funcionó: Cambiar su paisaje.

Loudenback ahora pasa al menos dos horas al día lejos de su “escritorio de trabajo”, que está en su habitación, y al menos un día a la semana fuera de su apartamento en una cafetería o en otro lugar.

Brie Reynolds, especialista senior de carrera en FlexJobs, le dijo a Loudenback que moverse de un espacio a otro es “una gran manera de mantenerse concentrado y productivo durante todo el día”. Además, rompe la monotonía que todos sufrimos ocasionalmente.

Día 12: Haz copias digitales de tus notas manuscritas (y desecha las páginas manuscritas).

Josh Zerkel, un organizador profesional certificado y el director de la comunidad y entrenamiento global en Evernote, tiene consejos para cualquiera cuyo espacio en el escritorio esté desapareciendo gracias a montones de notas. Captura y almacena todas esas notas digitalmente; y luego tira los papeles.

Tener todos tus archivos en un solo lugar es lo mejor que puedes hacer para comenzar a ser más productivo, dijo.

Zerkel agregó que no debes gastar más de 10 minutos al día en este proyecto. Recomendó usar una aplicación gratuita de Evernote llamada Escaneable, aunque hay muchas aplicaciones similares disponibles.

Día 13: Habla con tus compañeros durante 10 minutos sobre cualquier cosa, excepto trabajos, niños o tareas domésticas.

La “regla de los 10 minutos” es una sugerencia del profesor de sociología y experto en relaciones Terri Orbuch.

Como Orbuch lo describe en su libro 5 simples pasos para llevar tu matrimonio de bueno a excelente, la regla es una “reunión diaria en la que tú y tu cónyuge se tomen el tiempo para hablar sobre cualquier cosa bajo el sol, excepto niños, trabajo, tareas domésticas o responsabilidades”.

Orbuch desarrolló la regla después de enterarse de que la mayoría de las parejas felices que estudió conocen a sus cónyuges “íntimamente”, fuera del dormitorio, y se toman un tiempo con frecuencia para intercambiar conocimientos íntimos.

Día 14: Escribe tu lista de tareas pendientes y prepara tu ropa de entrenamiento para mañana por la mañana antes de acostarte.

El comandante de SEAL de la Marina retirado Jocko Willink le dijo a Business Insider que hay dos cosas que hace todas las noches para comenzar a correr a la mañana siguiente, y que cualquiera puede usarlas.

Primero, prepara tu ropa de entrenamiento esta noche. El mayor obstáculo para que una persona desarrolle una rutina de ejercicios es esforzarse de más para que se ajuste a tu horario. Para facilitarlo, dijo Willink, prepara su equipo de entrenamiento por la noche para poder arrojarse tan pronto como se levante de la cama.

Dos, termina de hacer tu lista de tareas de mañana esta noche. Ya sabes lo que tienes que lograr mañana, y es mejor que planees tu día rápidamente.

Día 15: Crea un ‘uniforme de trabajo’ para ahorrar tiempo y energía.

El “uniforme de trabajo” es un concepto que ha sido adoptado por muchas personas exitosas. Mark Zuckerberg, Barack Obama, y Steve Jobs todos se han puesto uniformes de trabajo para trabajar.

Los expertos dicen que tomar muchas decisiones pequeñas, como qué ponerte y qué comer a lo largo del día, disminuye tu energía mental para cuando necesites tomar decisiones más apremiantes, un fenómeno llamado “fatiga de decisión”. Esta fatiga mental hace que las personas actúen más impulsivamente o que no hagan nada cuando surgen asuntos más importantes.

Penny Geers, estilista y dueña de Your Closet, Your Style, recomienda estar preparado para derrochar en tu uniforme de trabajo para que soporte mucho desgaste y lavado. Geers dijo que probablemente necesitarás comprar al menos de tres a cinco pantalones, y no menos de cinco camisas o remeras.

Obtén los mejores consejos para lograr el éxito en tu e-mail